El Protesto en el Bono de Prenda es un título de valor que se relaciona con el depósito de mercancías en almacenes de depósito.

Cuando se realiza el cobro de un Bono de Prenda, éste debe presentarse en el almacén que corresponda.

Una vez hecho esto, si el almacén declara que no se ha recibido el pago, es su deber anotar la falta en el documento, lo que producirá una reacción de protesto en el Bono de Prenda.

Sin embargo, si el almacén decidiera no hacer la anotación, el protesto si se debe hacer obligatoriamente.

Los ocho días que transcurran después del protesto, dan la oportunidad al propietario del Bono de Prenda de solicitar al almacén la realización de una subasta pública de los bienes o las mercancías depositadas en él.

Ya hecha la subasta, el fruto de lo adquirido se aplicará a los siguientes pagos:

  • Gastos de la subasta.
  • Créditos fiscales de los depósitos.
  • Crédito agregado en el Bono de Prenda.
  • Créditos derivados del contrato de depósito.